Soluciones

Objetivos de mejora alcanzados en nuestras plantas

La baja eficiencia de las instalaciones actuales (mecánico-biológicas, incineradoras, o vertederos), obedece fundamentalmente a que
el residuo urbano presenta una morfología muy heterogénea que impide el correcto funcionamiento de los sistemas automáticos de separación, con importantes problemas en el mantenimiento y por tanto un bajo rendimiento global.

En Europa (i.e.) la basura está compuesta en un 50% por materia orgánica, que en su proceso de descomposición produce gases, condensados y agentes patógenos que dificultan las operaciones de manipulación y selección de materiales. Por lo general, estas instalaciones cuentan con entornos de trabajo poco agradables, dominados por el mal olor. Nuestras plantas lo eliminarán.

El diseño de nuestras plantas ha centrado una atención especial en el desarrollo de una solución global capaz de transformar los residuos en subproductos limpios, con las condiciones físicas óptimas para su posterior manipulación, selección y transformación en elementos o subproductos Valorizados.

Procesado completo o finalista (fracción resto de los CTR’s), permitiendo recuperar más del 95% de los materiales que componen las basuras cuando el sistema de recogida es separativo.

Separa prácticamente toda la orgánica del resto de materiales, obteniendo una biomasa estabilizada en tan sólo “unos minutos”.

Los materiales pre-tratados no emiten malos olores, no contienen líquidos y se les ha eliminado los agentes patógenos.

Reduce el volumen del residuo procesado hasta un 80%.

Los metales como el aluminio se obtienen limpios y brillantes, con lo que se eliminan los procesos de preparación del metal antes de fundición, minimizando el consumo de energía y el impacto sobre el medioambiente.

Permite una posterior homogenización con biomassa y plásticos para un proceso de tratamiento final uniforme.

Instalaciones que requieren poco espacio y presentan unas condiciones sanitarias adecuadas para el trabajo humano, al tiempo que no producen impacto sobre el entorno.

La estructura modular de nuestras plantas permiten tratar residuos específicos, o mix de residuos, in-situ (en su punto de generación)

Tratamiento in-situ hasta su valorización final, o hasta una fase intermedia óptima para su traslado a la Planta Central, reduciendo drásticamente los costes de gestión transporte y almacenamiento.

Se aprovechan los líquidos contenidos en las basuras para obtener agua que se emplea en el proceso, con el fin de consumir el mínimo de recursos naturales.

Gracias a la versatilidad y modularidad de nuestras plantas, un pequeño municipio puede adquirir un conjunto máquina móvil, autónomo y capacitado para procesar los residuos de sus habitantes. Esto le permitirá obtener un importante ahorro económico en logística y tasas de vertedero, al tiempo que le permitirá cumplir con el principio de proximidad (quien ensucia limpia) y reduciendo el impacto en el medio ambiente.

edificio-w2e

Medio Ambiente + Tecnología + Arquitectura

El diseño arquitectónico de la planta podrá ser minimalista, integrado y compacto, o distribuido y abierto.

La arquitectura de la planta responderá a planteamientos estéticos personalizados, como lo demuestran nuestros proyectos en Alemania, Bulgaria o España.

Medio Ambiente, Ingeniería, Arquitectura y Estética responderán a un objetivo común: el hombre, la sociedad y la naturaleza.